Las transacciones intercompañía son uno de los problemas más comunes en los procesos de consolidación financiera. Son aquellas transacciones que tienen lugar entre dos sociedades de un mismo grupo de empresas, y no realizar los ajustes necesarios, provoca que el grupo no transmita una visión fiable sobre su situación económica.

Las eliminaciones intercompañía (ICE) se realizan para eliminar las pérdidas y ganancias derivadas de las transacciones intercompañía. No se reconocen cuentas por cobrar, cuentas por pagar, inversiones, capital, ingresos, costo de ventas o pérdidas y ganancias intercompañía en los estados financieros consolidados hasta que se realicen a través de una transacción con una parte no vinculada.

La propiedad de la subsidiaria total o parcial, es independiente de las pérdidas y ganancias no realizadas que se eliminarán en las transacciones intercompañía. 

Sin embargo, si la subsidiaria es parcialmente propiedad (es decir, el NCI – participación no dominante – existe), la eliminación de dichas ganancias/pérdidas puede distribuirse entre los intereses mayoritarios y minoritarios.

 

Tipologías de transacciones intercompañía

Independientemente de si las transacciones intercompañía son descendentes o laterales, las transacciones intercompañía deben ajustarse correctamente en los estados financieros consolidados para mostrar su impacto en la entidad consolidada en lugar de su impacto en la matriz o filiales únicamente. 

Comprender cómo se registran las transacciones intercompañía en los asientos del diario de cada entidad y el impacto de la transacción en cada entidad es necesario para determinar cómo ajustar las transacciones intercompañía en el estado financiero consolidado. 

Para manejar las transacciones intercompañía se debe eliminar la inversión matriz en una filial anteriormente contabilizada como un activo en el balance de la matriz y como patrimonio neto en el balance de las filiales. Los beneficios retenidos de la filial se asignan proporcionalmente a las participaciones de control y no control.

Automatizar la coincidencia, la presentación de informes y la eliminación de transacciones intercompañía puede disminuir drásticamente los errores en los informes. Cuando se administra manualmente a través de hojas de cálculo, estos son procesos que consumen mucho tiempo, y por lo general no hay suficiente control sobre los datos introducidos. Estos errores en curso se hacen evidentes en las fases finales de la consolidación financiera. Requiere mucho tiempo remediarlos y pueden requerir tamizar a través de increíbles cantidades de datos para encontrar un solo error tipográfico. Automatizar estos procesos permite al grupo reducir la cantidad de tiempo dedicado a la comprobación de la integridad de los datos.