Según los expertos en tecnología empresarial, la irrupción del COVID-19 ha dejado a la vista la vulnerabilidad de las empresas ante los riesgos externos que amenazan a esta década, haciendo que los directores financieros tengan que enfrentarse a una alta inestabilidad económico-financiera; que, como destaca Barry Keating, coautor de Forecasting and Predictive Analytics y profesor en la Business School de Notre Dame Las empresas que no predicen amenazas externas basadas en el análisis de datos a tiempo real, serán las que no sobrevivan en el futuro.

 

Durante la pandemia, los directores financieros han utilizado análisis avanzados de datos para reducir costes, reforzar la gestión del flujo de caja y asegurar los recursos disponibles. 

Aquellos CFOs que gestionan y reaccionan al riesgo de manera más eficaz hoy en día, lo han logrado descartando viejos métodos de predicción que se basaban principalmente en hojas de cálculo y datos históricos. Optando por análisis avanzados que rastrean los riesgos externos e internos basados en altos volúmenes de datos a tiempo real, que durante décadas muchas empresas rechazaron por su elevado coste. 

 

La tendencia actual de los directores financieros se está transformando, ha pasado de la previsión tradicional al análisis avanzado de datos, ya que, como ha identificado Richard Wagner – CEO de Prevedere -, sólo el 15% de las variables que influyen en el rendimiento de un negocio residen dentro de la empresa. 

 

Un director financiero puede recopilar detalles sobre riesgos externos de informes de noticias, redes sociales, anuncios regulatorios y otras fuentes, pero utilizando un panel de datos dinámico, se puede alterar el grado y el equilibrio de estos riesgos en función de una serie de escenarios, y construir una estrategia para la gestión de riesgos que sea integral, y con una visión de futuro óptima. 

Se trata de ser capaces de apreciar realmente qué está pasando en todo el contexto de riesgos que rodean a una organización, en lugar de confiar en expectativas basadas en registros de datos históricos internos. 

El 99% de los directores financieros quieren utilizar datos en tiempo real para navegar por los riesgos, pero solo el 16 % dice que aprovecha los datos a la escala necesaria, según una encuesta de Accenture de 450 ejecutivos financieros en empresas (de más de 1.000M$ de facturación). Mientras que el 34% de los directores financieros califican la planificación de escenarios en tiempo real como su máxima prioridad para 2021, sólo el 24% ha hecho de obtener información en tiempo real el objetivo número 1 de su función financiera.

 

Muchos directivos han comenzado a reunirse con sus equipos con mucha más frecuencia, para poder conocer qué está pasando a tiempo real, y no depender únicamente de estar haciendo pronósticos. Pero disponer de un panel de control con un análisis avanzado y colaborativo, permitirá lograr mejoras estructurales dentro de una empresa al favorecer la comunicación y la colaboración. 

Aquellos ejecutivos financieros que utilizan análisis de datos en tiempo real, además de obtener información sobre los riesgos externos, se pueden ver beneficiados de predicciones más precisas: el análisis de datos no sólo revela riesgos, también permite identificar oportunidades y diferenciarte de la competencia.