Las principales proyecciones financieras dentro de la empresa

Las proyecciones financieras se utilizan en varias áreas de gestión y optimización del rendimiento dentro de las compañías. Debido al amplio y relevante uso de las mismas, es importante perfeccionar las habilidades que tenemos dentro de la empresa para construirlas. A continuación identificamos algunas de las proyecciones financieras que las empresas utilizan a día de hoy.

 

Presupuestación o “Budgeting”

Sin duda es una de las proyecciones más utilizadas dentro de las empresas. Normalmente, las compañías a final de cada ejercicio desarrollan su plan de presupuestación para el año siguiente. Siendo esto así, el “budgeting” tradicional suele presentar problemas cuando tenemos cambios en el mercado y suele ser difícil que la presupuestación creada en el último trimestre del año nos sirva para el próximo curso. Es por esto que muchas compañías están dejando atrás la presupuestación tradicional y estén cambiando a lo que se conoce como “rolling forecast”, planificación que nos permite iterar más rápido y adaptarnos de forma más ágil a los cambios dentro y fuera de la empresa.

 

Plan Operativo Anual 

El plan operativo anual se define como una forma más amplia y evolucionada de la presuestación tradicional. En ocasiones el término “presupuestación” tiene connotaciones negativas y se considera un ejercicio financiero sin un valor sustancial para muchas otras funciones de la empresa. Las etiquetas son importantes y cambiar el enfoque de las proyecciones financieras al desarrollo de un plan transversal para la empresa puede ser signifactivo. Dicho esto, el plan operativo anual combina la presupuestación más financiera con KPIs de la compañía.

 

Rolling Forecast

Debido al aumento de la volatilidad del mercado experimentado a finales del siglo XX y principios del XXI, tomó importancia la necesidad de actualizar frecuentemente la presupuestación o plan operativo. Los primeros esfuerzos implicaron replicar gran parte del proceso anual con mayor frecuencia o, alternativamente preparar estimaciones del desempeño financiero. Pero al ser muy intensivos en recursos esto ha ido cambiando.


En los últimos años, el “rolling forecast” se ha convertido en uno de los pilares del proceso de gestión empresarial en general. Representa un medio más efectivo y eficiente para desarrollar y actualizar proyecciones al enforcarse en impulsores y suposiciones importantes. Nos permite iterar nuestra planifación de forma ágil y rápida para adaptarnos a los cambios del mercado.

 

Proyecciones de largo alcance (Long-Range Projections)

Se requieren proyecciones de largo alcance para evaluar las decisiones comerciales y de inversión, las adquisiciones de otras empresas y la evaluación de planes estratégicos y alternativos. Dependiendo del objetivo, estas proyecciones tendrán un horizonte de dos a siete o más años. Ocasionalmente, para proyectos con inversiones y ciclos de vida largos, el horizonte puede extenderse a 20 años o más. 

 

Decisiones de inversión de capital (Capital Investment Decisions CID)

Para evaluar el rendimiento económico de invertir en equipos, desarrollo de productos, nuevos negocios y adquisición de otras empresas hacemos proyecciones conocidas como CIDs por sus siglas en inglés. Las proyecciones son de vital importancia en estas decisiones de inversión de capital porque son la base para determinar si el proyecto creará valor para los accionistas. 

 

Proyecciones de Propósito Especial

Las proyecciones están implícitas en casi todas las decisiones comerciales. Las decisiones tales como arrendamiento versus compra, producción interna versus externalización, y muchas otras se basan en las expectativas de ingresos futuros, costos y requisitos de capital.